Martín Rodríguez / Para el lado de las cosas sagradas

22Ene10

Philip Larkin decía que la poesía es discurso moral o visión. Mientras sus contemporáneos hacen discurso moral, Rodríguez hace poesía visionaria. Una visión es una imagen que el poeta trata como una invasión a su conciencia: una alucinación o una profecía. Las visiones tienden a ser infernales (asociadas al dolor) o paradisíacas (asociadas al placer). Las de Rodríguez son del segundo género, especie mesiánica, subespecie meta-evangélica. Forma sus imágenes a partir de un repertorio de metáforas (extendidas y variadas con una fantasía abundante) tomadas del romancero español, y encadenadas metonímicamente con un ritmo suave, pausado, de manera que parezca que la cadena nunca se corta abruptamente. Palabras cargadas, talismanes o símbolos: “agua”, “hoja”, “pan”, “cordero”, que recurren prácticamente en cada poema; otras, de carga más sexual: “gallo”, “gallina”, “olla”, “huevo”, “fosa”; nombres propios o roles familiares: “padre”, “abuela”, “tío”, “hermano”, “Ceferino”, “Celeste”, “Nachito”. El autor dispone estas palabras como si tuvieran un poder mágico, y la proliferación de términos que las sitúan o explican respondieran a transformaciones de cosas. En eso radica la hondura del efecto de este libro, en una ilusión anterior a la revolución cartesiana . Sin embargo, el discurso de Rodríguez no es puramente mítico. A este nivel subtiende otro sobre la historia reciente del país, apenas sugerido en lugares estratégicos, y debajo de este discurso puede leerse una novela familiar que se deja interpretar en clave bíblica. Religión, familia y política son los grandes nudos en torno a los cuales se organiza la obra de Rodríguez. Religión y familia, en idioma católico, se unen en “sagrada familia”, y la política es la molécula maldita que envilece la ideología cristiana. “Toda fe es conciliadora/ en una sola dirección”. ¿En cuál? En el caso de Rodríguez, por supuesto, en la de la política.

Alejandro Rubio

El niño Stanton58 páginas.

PUBLICADO EN NOVIEMBRE DE 2009



One Response to “Martín Rodríguez / Para el lado de las cosas sagradas”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: