Mis documentos: Gargantúa

04Feb10

Nació cuando todo se moría. Un año antes del estallido de 2001, el país comenzaba a incendiarse no tan lentamente, ya sin vicepresidente y, peor aún, habiendo echado una mano desesperada a uno de las principales enemigos de la Alianza: Domingo Cavallo. Así y todo, o quizá justamente por ello, hubo quienes buscaron un modo elegante de suicidarse. No se sabe cómo Guillermo Piro convenció al dueño de la revista Clásica para que financiara una nueva publicación, dedicada exclusivamente a los libros. También le arrancó, dicen, la promesa de sostenerla “a pérdida” durante dos años, pero parece que luego su cardiólogo le recomendó que fuera un poco más conservador y acabó poniéndole fin luego de apenas seis meses y unos pocos números. Con su formato sábana que era toda una declaración de principios (“para romper las pelotas, y porque así es linda”, Piro dixit), se convirtió casi de inmediato en un punto de referencia, entre otras cosas por la cantidad de plumas notables que poblaban sus páginas. Así, pudo leerse un delicioso y cadencioso ensayo de Ariel Dilon sobre Nabokov, uno de esos exabruptos incomparables de Luis Chitarroni a propósito de Cabrera Infante, una suerte de canción melancólica de Luis Gusmán a propósito de Graham Greene, más de un encuentro memorable (Ian Fleming y Raymond Chandler, Le Clézio y Godard), y hasta una convocatoria impiadosa para quienes desearan publicar sus ficciones: ¿cuánto estaban dispuestos a pagar? Sería absurdo decir que se la extraña, dado que duró muy poco. Y así y todo alcanza con un vistazo para advertir que hay en sus páginas un dinamismo, una libertad, una rigurosidad que escasea; un modo de entender la crítica desde una complicidad anticlimática con el lector, como si se tratara de sumergirse en una empresa imposible y disfrutarla a ciegas mientras dure. Así fue.

José María Brindisi

PUBLICADO EN OCTUBRE DE 2009



No Responses Yet to “Mis documentos: Gargantúa”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: