Jonas Mekas / Ningún lugar adonde ir

06Abr10

Jonas Mekas fue uno de los exponentes de la vanguardia neoyorquina de los sesenta. Se codeó con Lennon, Warhol y Paul Morrissey y fue el primero en registrar presentaciones en vivo de Velvet Underground. El núcleo duro de su obra, sin embargo, son sus películas-diario, que organizan el relato de su vida a partir del montaje de grabaciones tomadas a lo largo de cincuenta años. Mekas nació en Lituania y tuvo que atravesar un camino largo y sinuoso antes de llegar, a los veintidós años, a la ciudad luz de un país que prometía cumplirle el gran sueño americano a los expulsados de Europa. Ningún lugar adonde ir repone el itinerario vital del director a través de la escritura de sus diarios, y narra el largo exilio que se inicia con la partida de su país natal por motivos políticos durante la Segunda Guerra, la indeseable llegada a los campos de trabajos forzados y los traslados hacia distintos campos de refugiados en Alemania, hasta el arribo a Nueva York y sus primeras experiencias cinematográficas. Los diarios son parte esencial de la formación de una sensibilidad que, más tarde, tendrá en el cine su continuidad directa pero que en sí misma ya se interroga sobre las experiencias posibles de los hombres y su preservación en el tiempo. Con una poética que condensa la mirada, que se aleja y se acerca de los cuerpos y las cosas, la fuerza de sus escritos reside en el carácter confesional que nos permite ser testigos de una subjetividad que se construye al mismo tiempo que se escribe. Y entonces los diarios funcionan como registro constante del espacio y del tiempo, como afirmación de una intimidad que es frágil en todo momento y que por medio de la escritura consigue autopreservarse cuando no es posible –en ningún momento, parece decirnos Mekas– formar una comunidad con los otros. Lo demás son trayectos, lecturas filosóficas y literarias, problemas para abastecerse de alimento o conseguir trabajo y, sobre todo, dificultades para gozar de un poco de intimidad.

Al llegar a Nueva York, Mekas y su hermano comprenden al instante no sólo que la guerra terminó para siempre sino que ahora se abren infinitas posibilidades que obligan a tomar partido por sus propios intereses. El joven Mekas se desplaza permanentemente porque ningún lugar le es propio, excepto el recuerdo –que se nutre de la herencia romántica para evocar los paisajes de la niñez y tratar de soportar el vacío que produce la pérdida– y pasa de la observación neutral (se escribe por el agobio que produce la vida en los campos de trabajos forzados) a la afirmación de las funciones de la escritura, que ahora parece ser esencia misma de la vida, por dar cuenta de la percepción y del recuerdo por medio del lenguaje. En este cruce se genera la particular operación de simultaneidad que plantean sus escritos y algunas de sus películas: podemos asistir al “mientras tanto”, a ese momento en el cual lo que se escribe o registra es “real”, es en sí la forma de transitar el presente, de ganarle terreno al tiempo al apropiarse de la voz y de la fuerza de ciertas imágenes que aunque cotidianas irradian una exótica belleza. Mekas combate con la necesidad de instalarse en el momento que le toca y aceptar la deriva: si el desplazamiento, el tránsito, es la única realidad al alcance, entonces será necesario hacer de ello una forma de vida, una pregunta sobre las maneras de habitar el mundo.

Malena Rey

Caja negra. 440 páginas. Traducción de Leonel Livchits y prólogo de Emilio Bernini.

PUBLICADO EN JUNIO DE 2009



One Response to “Jonas Mekas / Ningún lugar adonde ir”

  1. 1 Mar Coro

    Gracias por tantas buenas recomendaciones de lectura. En esta ocasión me quedo con este texto. Muy buena sinopsis. ya tengo ansias de saber qué pasa con esta historia. Destaco las partes en las que el crítico señala cómo el narrador va armando su subjetividad y cómo considera a este formato de escritura, evidentemente parece ser la única certeza o el único lugar al que puede llegar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: