Mis documentos / Niños héroes

14Abr10

Durante años en algunas librerías de saldos de la avenida Corrientes se destacaban dos novelas de un escritor extraño para el lector rioplatense: Estación Tula y Duelo por Miguel Pruneda. Ya entonces David Toscana (Monterrey, 1961) era en México uno de los escritores contemporáneos más prestigiosos. Sin embargo, la que quizás sea hasta el momento su novela más notable, El ejército iluminado (Tusquets, 2007), no llegó nunca al país. En esta novela Toscana reelabora y retuerce un hito de la historia de México: en 1847 seis cadetes defienden el castillo de Chapultepec –un colegio militar– del ejército norteamericano. Pasarían a la historia como los “niños héroes”. Uno de ellos, antes de que las tropas tomasen el castillo, se envolvió en la bandera patria y se arrojó al vacío. En El ejército iluminado la historia se repite como comedia –comedia épica, si esto fuera posible. Son cinco los niños que, en octubre de 1968, en pleno Tlatelolco, bajo la tutela del profesor Matus, se preparan para revertir la historia, invadir los Estados Unidos y recuperar el territorio anexado de Texas: “nuestro abanderado habrá de llevar la bandera en la espalda hecha capa de superhéroe”. Salen de Monterrey, y la travesía por el desierto, en busca del Río Bravo, presenta escenas delirantes y enternecedoras. Los sueños revolucionarios, los rituales del honor en el cuerpo de esos cinco niños díscolos que reflejan y distorsionan la quimera de un adulto, cobran una dimensión escalofriante: en cuanto la locura quijotesca de un hombre se revela como principio, la revolución se presenta como una máquina no sólo de procesar sueños, sino de reciclar la inocencia. Bajo la sombra de Matus, estos niños se encuentran en estado de gracia, son inmortales, iluminados, héroes cuya gesta crece en un mundo de fábulas. Sólo que al reconocer la frontera del miedo se transforman en mártires ocasionales de la historia y, como Sancho Panza ante la muerte de Don Quijote, en cómplices abatidos de un mundo que ya no admite héroes, pero sí, todavía, relatos fabulosos como el de Toscana.

Oliverio Coelho



No Responses Yet to “Mis documentos / Niños héroes”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: