Pola Oloixarac / Las teorías salvajes

26Abr10

El debut de Pola Oloixarac hizo ruido en el ambiente de la narrativa joven, que sólo parecía poder producir un “¡plop!”, lo cual es significativo en sí mismo. Pero, pese a las apariencias, no es un mezcladito oportunista de motivos ya masticados como índices de “lo moderno”. Es una novela realista bien estructurada, con personajes multidimensionados, escrita con garra. También hay un tercer nivel: la contratapa nos advierte que ésta es una novela filosófica y en un reportaje Oloixarac declara haber intentado aprehender el Zeitgeist. En efecto, Las teorías salvajes podría haberse escrito en la Ilustración: sus personajes son jóvenes intelectuales y artistas, autoconscientes y críticos, que encuentran un gran placer en emitir opiniones sobre variados temas. Gran parte del interés del libro se juega en estos juicios, que abarcan desde los setenta a Internet, desde los hábitos sexuales hasta la cumbia. Podría pensarse que es ahí donde Oloixarac apuesta a captar el espíritu de la época. El problema es que sabemos demasiado de la alienación y el inconsciente como para que una novela filosófica de este tipo pueda vehiculizar convincentemente una aprehensión del “espíritu de estos tiempos”. Pero hay otro elemento que contradice esta línea de análisis: la constante presencia del humor. Olaixarac se convierte en la autorreflexiva de los autorreflexivos y así los empequeñece y los reduce a casos, más o menos patéticos, de tiempo y lugar que los excede y que vendría a explicar la teoría psicológica ficticia que la autora expone con sentido del suspenso. En el peor de los casos, la novela es una entretenida comedia sexual enrevesada con la fricción entre el siglo veintiuno y los setenta. Lo que no quita que una lectura más profunda y menos fascinada por la espectacularidad del texto pueda sacar a la luz verdaderos destellos de inteligencia histórica.

Alejandro Rubio

Entropía. 250 páginas.

PUBLICADO EN MAYO DE 2009



One Response to “Pola Oloixarac / Las teorías salvajes”

  1. 1 Mar Coro

    Qué buena manera de encontrarle la vuelta a este texto, me fascina leer sus comentarios como el tener la oportunidad de que alguna vez lleguen estos libros sin tanta demora a estos alejados lugares del país. Interesante lo de tratar de separar lo filósofico y la intencionalidad que haya querido tener el autor, para que quede solo la novela como lo verdaderamente importante, sin ninguna pretensión más que la que le quiera dar el lector.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: