Sergio Bizzio / Realidad y Te desafío a correr como un idiota por el jardín

04May10

¿Y si un comando talibán hubiera copado Telefé promediando la última edición de Gran Hermano y tomado de rehenes a los técnicos del canal, pero sobre todo a los cinco participantes que quedaban en la casa? ¿Y si los hubieran manipulado frente a millones de espectadores para que hicieran cualquiera (drogarse y terminar en una orgía, hacer pintadas en las paredes contra el Estado de Israel, contar a cámara sus secretos más oscuros), y con eso chantajear a las autoridades y propagar su mensaje en Occidente? Más allá del absurdo, ¿no es una táctica mucho más eficaz que la del coche bomba a la hora de desestabilizar a las sociedades del espectáculo? Mal y pronto, tal es el planteo inicial de Realidad, la nueva novela de Sergio Bizzio. “Me interesaba la idea del manipulador manipulado. Capas y capas de manipuladores en acción. Los terroristas buscan que los participantes del programa dejen de fingir y sean auténticos: con eso les alcanza para “emitir” su desprecio. Pero los chicos del programa de televisión, como los chicos de la novela, ya no son ingenuos, como eran los de la primera y tal vez también los de la segunda edición. Éstos son profesionales. Saben qué tienen que decir, saben cómo deben actuar. Se prepararon para estar ahí. Ahora son ellos los que manipulan a la producción. Así que de pronto la realidad ya no es tan real. Vuelve a ser real cuando ingresa un comando terrorista y alguien muere. Es el fin del fraude, y el comienzo de Realidad.

Y Realidad empieza, como las últimas novelas de Bizzio, con una trompada certera. Al mismo tiempo, enseguida queda claro que aunque su material sea el fenómeno de los realities y el mundo de la televisión, lo que al autor le interesa pasa por otro lado. De hecho, si fuera una novela sobre “los reality”, escrita al fragor del rimbombo mediático, hoy en día, dos años más tarde, resultaría anacrónica, aburrida y caduca (aunque no pueda negarse que tal vez, de paso, lo mediático sumará algunos lectores, o al menos compradores). Más allá de ciertos destellos de lucidez, de algunas dosis de cinismo envenenado bien dirigidas, el relato se sostiene, desde la primera página, por sus propios medios. “Trabajé en cada frase como un fisicoculturista, que cultiva un músculo como si fuera un tulipán. ‘Sed de verdad, sed de realidad’, decía Lukács. Es eso. Ahora mi intención es que sea todo muy transparente, sutil y entretenido. Pero aunque, por supuesto, en Realidad ‘pasan cosas’, prefiero a un lector que paladee la novela frase por frase y que sienta más ganas de volver atrás y releer que de seguir adelante.”

Es cuestión de ver desplegarse el músculo narrativo de Bizzio para notar la siguiente paradoja: en Planet, en Era el cielo y mucho más en Realidad, carga contra el mundo de la tele; es guionista y –se encarga de repetir– detesta el medio. Pero, al mismo tiempo, parece haber logrado algo que muchos intentan pero pocos alcanzan: inyectarle a sus libros mecanismos verdaderamente narrativos o una lógica que se alimenta del vertedero de la pantalla chica. “La verdad es que no lo sé. No tengo idea. Siempre soy como un ciego nuevo, un ciego que todavía no aprendió a manejar bien el bastón.” Un ciego que sí logra, por lo pronto, tantear ciertas continuidades entre sus novelas. “Me parece que buena parte de mi literatura tiene que ver con el tema del encierro. En Rabia hay un hombre encerrado en una mansión sin que sus dueños siquiera sospechen de su presencia ahí adentro. En Gravedad hay tres astronautas argentinos atrapados en una nave espacial. En En esa época hay dos extraterrestres encerrados en un plato volador, que además está enterrado en el desierto. En La China, que escribí con Daniel Guebel, hay dos gauchos encerrados en un rancho esperando la llegada de una prostituta. Y ahora en Realidad hay un grupo de chicos encerrados en un canal de televisión…”, dice Bizzio, y agrega que la idea para este último libro surgió mientras leía El desierto de los tártaros, donde hay un grupo de legionarios encerrados, vigilando o protegiendo la nada.

A fuerza de trompadas literarias, una más precisa que la anterior, Bizzio viene bajando los reparos que se esgrimían alrededor de su prosa, que a veces se evaporaba en su dispersión o en su delirio recalcitrante. A partir de algunos de los relatos de Chicos (04), y sobre todo con Rabia (06) y Era el cielo (07), logró bajarle los decibeles a lo más estridente de su estilo en favor de novelas más “articuladas y precisas”. Y aunque no se pueda hablar de “realismo”, lo narrado se volvió más asible. Incluso esa veta puede rastrearse en alguno de sus poemas recopilados recientemente por el sello Mansalva bajo el nombre Te desafío a correr como un idiota por el jardín. Basta toparse, entre imágenes complejas y tumultuosas, con la sencilla franqueza sentimental de alguno de ellos: “Nota”, “Viernes” o “Lloraría”. A todo esto, ¿qué dice Bizzio? “Es verdad que hubo un cambio, pero también es verdad que hay un salto entre Realidad y la novela que escribí después, que se llama Aiwa, todavía inédita, e incluso entre Aiwa, que es una novela psicodélica, digamos, y lo que estoy escribiendo ahora, que es más bien seco y despojado. Voy y vengo, oscilo. Entiendo que una novela pueda parecer delirante cuando hay un marciano o un Yeti y realista cuando es razonable y el personaje es uno mismo, por más verde o abominable que sea.

Matías Capelli

Mondadori. 224 páginas.

Mansalva. 64 páginas.

PUBLICADO EN MAYO DE 2009



One Response to “Sergio Bizzio / Realidad y Te desafío a correr como un idiota por el jardín”


  1. 1 Son Cosas Mías! » Blog Archive » Bellas Letras: “Realidad”, de Sergio Bizzio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: