Guillermo Fadanelli / Lodo

27May10

Quien haya llegado a la obra del mexicano Guillermo Fadanelli a través de sus dos últimos títulos, Educar a los topos y Malacara, tal vez se haya sentido algo decepcionado, sobre todo teniendo en cuenta su reputación como una de las voces más contundentes de la última década. Pero el mapa cambia sensiblemente ahora que se reedita, y llega a nuestro país, Lodo, una novela de 2002. Porque aunque los tres libros estén construidos con elementos similares (una mirada cáustica y gruñona, un tono burlón, entre diletante y reflexivo, un ritmo tan vigoroso como digresivo condimentado con frases que rasgan el tejido social mexicano) es en Lodo que fraguan sin fisuras en la figura de Benito Torrentera, un profesor de filosofía de cincuenta años al que una mañana se le viene encima el peso de los años. Y reconoce que por una mezcla de pereza y desencanto nunca hizo nada demasiado trascendente, más allá de entregarse en su tiempo libre a ciertos vicios moderados como el brandy, los libros y las putas; vicios administrados como su dinero, con algo que no se sabe si es frugalidad o tacañería. Su vida cambia cuando se cruza con Flor Eduarda, una cajera del supermercado de apenas veinte años que le hierve la sangre y lo arrastra primero a la clandestinidad y después a una fuga de ruta y hotel. Entre una Lolita mayor de edad y Auto de fe, de Elias Canetti, más que por sus peripecias la novela vale por la voz de Torrentera, que escribe desde la cárcel (como Humbert Humbert) un relato retrospectivo cargado de rencor en el que no deja títere con cabeza (siquiera la propia). Perder la cabeza: frente a la pulsión de la carne los libros no sirven para nada, concluye en un arrebato Torrentera. Pero no es del todo cierto. Ahí está él como mejor ejemplo, viviendo y reescribiendo la historia de Abelardo y Eloisa.

Matías Capelli

Anagrama. 312 páginas.

PUBLICADO EN MAYO DE 2009.



2 Responses to “Guillermo Fadanelli / Lodo”

  1. 1 Mar Coro

    SIN DUDAS UNA HISTORIA TREPIDANTE, COMO MUCHAS A LAS QUE NOS TIENE ACOSTUMBRADOS ANAGRAMA. PERO AQUÍ SIN SABER NADA INTUYO POR EL COMENTARIO QUE HAY VARIOS ASPECTOS DEL PERSONAJE PRINCIPAL EN QUE MUCHOS DE NOSOTROS NOS PODEMOS LLEGAR A SENTIR IDENTIFICADOS. INTERESANTE…

  2. 2 Valeria

    Interesante reseña. Efectivamente leí Malacaray me pareció pretencioso y sin sustancia, pero me di cuenta de que el autor podia valer la pena. Que “algo” había allí. Tal vez le de una segunda oportunidad con este libro.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: