Nicanor Parra / Parranda larga

21Jul10

Elvio Gandolfo cuenta en el prólogo de Parranda larga una anécdota sobre el origen de la palabra “antipoesía”. En una librería, Nicanor Parra encontró un texto francés llamado Apoemas. Interesado en el neologismo, se preguntó por qué el autor no se había atrevido a titular, sin vueltas, Antipoemas. El cambio del prefijo negativo por el opositivo le permitió crear una consigna para enfrentar la solemnidad literaria de la “poesía de los grandes”, sintagma que en Chile alude a Pablo Neruda, Gabriela Mistral, Pablo de Rokha y Vicente Huidobro. Claro que para discutir en serio con esos “monstruos” (como los llamaba él) había que dar batalla en todos los niveles. Y eso fue lo que hizo Parra: ante los ángeles, ninfas y tritones, presentó borrachos, conferencistas pedantes y mujeres enardecidas; contra la unidad psicológica del yo lírico promovió una poesía contradictoria, capaz de declararse capitalista, comunista, atea y cristiana en la misma página; para desmentir la gravedad sentimental generó una retórica humorística; sustituyó el decadentismo áulico y semirreligioso por un realismo hundido en las circunstancias; atacó el lenguaje alambicado mediante el recurso al registro oral, la técnica del reportaje y los enunciados publicitarios; propuso una poesía popular para salir del atolladero vanguardista entre el compromiso y la obra. El balance final es claro: Parra consiguió darle contenido positivo a la ocurrencia de la librería. Su triunfo es tan compacto, tan indudable, que parece actual sin otra especificación. Buena parte de los ítems arriba mencionados forman la base de la poesía contemporánea, no sólo chilena, sino castellana en general e inclusive argentina. Pero entonces, ¿para qué sirve leer esta antología? ¿Qué se puede aprender de un autor tan aceptado como Nicanor Parra? La primera es que Parra fue un extremista y siempre viene bien estudiar cómo un autor caracteriza la coyuntura literaria de su país antes de hacerla volar por el aire. La segunda es que la antología demuestra que los escritores de la talla de Parra tienen la astucia de ser variados y la precaución de ser coherentes: Parranda larga incluye poesía satírica, poesía popular, poesía amorosa, poesía política y poesía visual, pero las marcas reconocibles de estilo (preeminencia del endecasílabo, lenguaje desafectado, inclusión de notas humorísticas) equilibran y articulan el conjunto. La tercera es que la plasticidad técnica y gráfica de la antipoesía tiene un sorprendente vínculo con el lenguaje escrito de las redes sociales y permite una reinterpretación de su potencial artístico (ver la imperdible selección de Discursos de sobremesa, libro del 2006 que utiliza los signos más, menos, la equis y hasta una cruz como sustitutos de las palabras).

La selección de Gandolfo realza los clásicos Poemas y antipoemas y Versos de salón, pero también incluye material reciente y algunos poemas visuales. Parranda larga es tanto una buena manera de acercarse a un poeta central en la tradición hispana como una oportunidad para comparar el sistema literario chileno con el argentino: de un lado tenemos a Nicanor Parra, comunista, revulsivo, paródico, aprobado inmediatamente por Enrique Lihn y convertido en clásico; del otro tenemos a Leónidas Lamborghini, igual de revulsivo, ninguneado por peronista, rescatado en algunos círculos, aceptado después de muerto y todavía maldito o extravagante.

Damián Selci

Alfaguara. 488 páginas. Selección y prólogo de Elvio Gandolfo.



No Responses Yet to “Nicanor Parra / Parranda larga”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: