Richard Ford / Acción de Gracias

31Ago10

En el camino que lleva a un autor hacia el mercado, el mundo de la gran novela norteamericana tal vez sea el competidor más celebrado en esta contienda. Se trata de ganar un premio sin caer en la oscuridad de un William Gass, pero sin tampoco quedar subordinado a la prosa periodística o al argumento de Hollywood. Es decir, describir el gran arco que abarca el proceso estético, pero también social, que culmina con el trabajo del autor que busca revelarse y revelar a la nación norteamericana, casi en un sentido pragmático con el que ética y retóricamente cada generación contribuye con su ladrillo.

Con Acción de Gracias, Richard Ford hace entrega de la tercera parte del periplo de un gran personaje entroncándose con esta tradición vernácula: Frank Bascombe vuelve y nos abre nuevamente el mundo diáfano, melancólico y humorístico de su conciencia y sus circunvalaciones, de la cual tal vez el deambular constante en su auto de localidad en localidad sea la metáfora más lograda y fluida de la trilogía. Nos encontramos otra vez en las vísperas de una nueva fiesta de carácter nacional. Y si en las dos anteriores novelas Frank planeaba y resumía su vida hasta el presente antes de Pascuas o de los festejos del Día de la Independencia, en ésta, la inminente cena del día de Acción de Gracias sirve como proximidad para una meditación sobre el fin de la vida y los vericuetos políticos de su país. Desde el momento en que Frank lee en un diario la historia de una enfermera que momentos antes de ser asesinada por alguien que decide hacer justicia por mano propia sólo puede decir que se encuentra en paz para reunirse con el Señor, la novela se abre y es conducida por estos dos temas –la violencia y la cercanía de la muerte– hacia la prosa a la vez más transparente y compleja que Ford ha logrado hasta el presente. Más de una vez se ha comparado a Ford con Carver, aunque podríamos decir que mientras que en este último la intensidad del poeta sólo nos deja ver el diamante final de corte perfecto, en la larga trayectoria novelística de Ford –tal vez de esto se trate la Gran Novela Americana– se nos revela íntimamente el proceso por el cual un oscuro trozo de mineral, la vida política y personal, llega a ser un joya facetada.

Germán Scalona

Anagrama. 736 páginas. Traducción de Benito Gómez.

PUBLICADO EN OCTUBRE DE 2008



No Responses Yet to “Richard Ford / Acción de Gracias”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: